top of page
Buscar
  • Foto del escritorMi Cuido Preescolar

Artículo de Trastorno de Procesamiento Sensorial (TPS)










El Trastorno de Procesamiento Sensorial o TPS es una condición que afecta la forma en la que el sistema nervioso recibe, procesa e interpreta la información que recibe por medio de los sentidos (gusto, vista, tacto, olfato, audición, vestibular, propioceptivo e interoceptivo).

 

Esto puede afectar la forma en la que el niño o la niña responde a ciertos estímulos (sonidos, comidas, olores, colores, luces, experiencias, etc).

 

Se han identificado tres categorías principales del Trastorno de Procesamiento Sensorial. Estos son:

 

  • Modulación Sensorial - Se caracteriza por presentar dificultades para organizar o procesar las respuestas sensoriales.


  • Discriminación Sensorial - Se caracteriza por presentar dificultades para interpretar y distinguir los estímulos sensoriales.

  • Posición de umbral sensorial - Se carateriza por evidenciar sensibilidad extrema o insuficiente a ciertos estímulos.

 

Algunos síntomas incluyen hiper o hiposensibilidad a los estímulos. Niños que buscan o evaden en exceso ciertos estímulos. También los niños con TPS pueden presentar dificultades motoras y problemas de conducta.

 

Para diagnosticar a un menor con Trastorno de Procesamiento Sensorial (TPS) es importante llevar el menor a evaluar con un terapista ocupacional. La terapia ocupacional ayuda a los niños a manejar y procesar mejor las experiencias sensoriales.

 

El TPS puede afectar el diario vivir de los niños y afectar su participación en actividades cotidianas, escolares y sociales. Por lo que, la intervención temprana, el diagnóstico certero y el tratamiento son claves para mejorar la calidad de vida de los menores y personas que la padecen.

 

 

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page